LAUNCH-COWORKING-EVENTO-EMPRENDEDOR-9

¿Cómo viviremos el distanciamiento social en escenario laboral?

Con el retorno gradual de las actividades, las empresas ya están preparando nuevos formatos para impulsar un regreso al trabajo presencial. Un proceso donde la adaptabilidad y la flexibilidad serán claves para su efectiva implementación. En tanto, tendencias como el coworking y el coliving se han posicionado como las preferidas para responder a esta nueva etapa mundial. 

Previo a la pandemia, la industria laboral estaba adoptando, tímidamente, nuevas dinámicas de trabajo, tales como la adaptabilidad y flexibilidad laboral. Tras el Covid, los espacios de trabajos descentralizados y digitales se convirtieron en el nuevo foco de las compañías, quienes no sólo – tuvieron que adoptarlas de manera obligatoria – sino que también buscaban  una infraestructura segura, y por sobre todo, asegurar las nuevas medidas sanitarias entre los colaboradores. 

Pese a esto, muchos especialistas y compañías se han planteado la inquietud sobre ¿Cómo retornar cumpliendo con el distanciamiento social? ¿Cómo convalidar la convivencia laboral junto con la seguridad sanitaria? En esta dicotomía, los espacios flexibles plantean una alternativa a las oficinas tradicionales.  De acuerdo con el portal español TicPymes, estos espacios “ofrecen lo mejor de ambos mundos, tanto para los trabajadores como para las empresas. Utilizar estos espacios resuelve la falta de socialización que provoca el trabajo remoto, mejora la conciliación laboral, reduce costes, permite la deslocalización de equipos y ofrece una respuesta eficaz a las necesidades de las empresas”. 

Sin embargo, tanto el coworking como los coliving han debido reinventarse para poder adaptarse al mundo postpandemia. Donde no sólo han aumentado los protocolos sanitarios, sino que también se han modificado su perspectiva laboral. 

Mientras previo a la pandemia, estos lugares ofrecían contextos más abiertos, de colaboración y vida en comunidad, hoy la apuesta en fortalecer el bienestar laboral y disponibilidad de múltiples espacios y sedes para sus colaboradores a lo largo del país. Es por eso, que tras la pandemia, éstos buscan posicionarse como espacios seguros, maximizando sus estándares de salud e higiene, a través de importantes reestructuraciones, que implican cambios en su distribución ofreciendo mayor distanciamiento social, espacios más privados, compartimentados y seguros, capacidad de personas, diseño, junto con entregar ofertas más abiertas y flexibles, con suscripciones más accesibles y atractivas para distintos tipos de empresas. 

Entre esta nueva reestructura, los cowork y oficinas ya analizan la disposición de los lugares de trabajos, donde la nueva propuesta se estima que será que los empleados ocupen lugares sentados en diagonal a sus compañeros en vez de estar directamente enfrentados. También, el uso de cubículos u escritorios con separadores podría volver al mundo laboral, a fin de evitar contagios. 

Inclusive, en un intento por evitar que las personas toquen manillas de puertas y elementos de uso común, los especialistas en recursos humanos indican que se está analizando la remoción de puertas no esenciales. Un aspecto donde el cowork y las plantas libres tiene un punto a favor frente a las oficinas tradicionales. 

En otro ámbito, la tecnología se ha convertido en un aliado para estos espacios, puesto que muchos de éstos han debido incorporar sistemas touchless, comandos de voz y espacios de colaboración virtuales entre empresas y trabajadores, a fin de procurar el retorno seguro.  

Pero esto no fue lo único, grandes multinacionales como Facebook se han sumado a esta nueva mirada del mundo laboral. Es así que el CEO de Facebook, Mark Zuckerberg sorprendió al mundo, al ser uno de los primeros, en cancelar todas las reuniones de 50 o más personas hasta junio de 2021, mientras que la gran mayoría de los empleados debe trabajar desde sus casas hasta mayo, y aquellos que necesiten continuar con esa dinámica podrán hacerlo. 

Para el consultor, conferencista y director de Gruposet, Jonatan Loidi, en entrevista con el portal Infobae, indicó que existirán dos grandes cambios en cuanto a infraestructura en las organizaciones. “En primer lugar, se deben adoptar protocolos de distanciamiento, lo que significa una menor densidad por metro cuadrado. Esto generará en muchas empresas la necesidad de achicar la cantidad de gente en la oficina y con esto dar lugar a más trabajo remoto”. 

“Esto supone un gran desafío también para los espacios comunes como ascensores, escaleras, comedores y sanitarios. Ya son varios los protocolos que trabajan en identificar las diferentes áreas con un semáforo de rojo a verde en cuanto al peligro de contagio. Por ejemplo, Google anunció que solo un 20% de su personal volverá a trabajar en la oficina durante 2020, el resto lo deberá hacer en un formato de home office”, puntualizó a Infobae Loidi.

Pese a todas estas nuevas dinámicas, los especialistas indican que para el rubro del cowork se abren múltiples oportunidades. Esto dado que las compañías ya están viendo un importante valor en la posibilidad de dividir equipos, acotar el espacio de sus sedes y cantidad personas que trabajan en ellas. 

En este sentido, el modelo laboral a futuro, ya predicen, que apuntan a un formato doble, el cual contará con una sede central, que contará con equipos de trabajo fijos con actividades presenciales. Mientras que un sistema más móvil, el cual cuenta con turnos, teletrabaja algunos días y otros va a la oficina, entre otros. Un nuevo modelo que operará bajo un formato más mixto, entre la oficina convencional y la plantilla móvil operará bajo el modelo de oficina flexible. 

¡COMPARTE!

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email

¿NECESITAS MÁS
INFORMACIÓN DE NUESTROS SERVICIOS?

Completa el siguiente formulario y nos contactaremos contigo para tomar un café juntos.

Gracias por escribirnos

Pronto nos comunicaremos contigo, mientras tanto, no olvides suscribirte a nuestro Newsletter